Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
10 marzo 2011 4 10 /03 /marzo /2011 03:22
Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo
10 marzo 2011 4 10 /03 /marzo /2011 00:04

10artsli-650.jpg

 

'Creo que para comprender la cultura del siglo XX es necesario tomar en cuenta los fenómenos de exilio. En principio se trata de un exilio político, pero con el tiempo genera una transferencia masiva de culturas y de pensamiento de una orilla a otra del Atlántico. Hasta ahora este tipo de investigación no se ha efectuado a una escala global, sino de una manera muy fragmentada. Existen muchos trabajos sobre el exilio político, sobre los intelectuales judíos o los republicanos españoles, pero lo que no se ha hecho ha sido repensar la cultura mundial bajo el prisma del exilio. Este es uno de mis principales proyectos intelectuales. Creo que el hecho de ser un expatriado, en el sentido de que soy un italiano que vive en París desde hace veinte años, ha estimulado en mí cierta sensibilidad hacia estas cuestiones. Ahora bien, no soy un exiliado. Puedo hacer muchos esfuerzos de empatía, pero no identificarme con la dimensión trágica del exilio. Mi posición es mucho más la de un emigrante en una época de globalización. Lo que me interesa en todo caso es lo que yo llamo los “privilegios epistemológicos” del exilio. Los escritos autobiográficos de los intelectuales exilados tienden a subrayar el trauma del exilio, el desgarro respecto al mundo en el que se formaron, en el que desempeñaban un papel destacado. Para estas personas, en la experiencia del exilio cae toda una red de referencias. Se ven obligados a reconstruir todo a partir de una posición marginal. Pero los exiliados tienen una mirada que les permite ver lo que los otros no ven. Una mirada desplazada. Desde esa mirada surgieron importantes conceptos en la sociología o la filosofía alemanas a principios de siglo: el de “extranjero” de Simmel o el de “extraterritorialidad” de Kracauer. La posición marginal de estos pensadores les permite alejarse de muchos condicionamientos, estereotipos culturales, que son categorías forjadas en el pasado y que se establecen como un habitus, es decir, como una manera de pensar “espontánea y natural”. Por eso estos exiliados tienen una mirada penetrante, original, pero obtenida a un alto precio: aislamiento e impotencia política. Ese fue el precio que tuvieron que pagar: lo que Hannah Arendt llamó “acosmia”, falta de mundo.'   Enzo Traverso 

 

Imagen: artistas americanos y refugiados en N.Y, 1952: Nat Werner, Moses Soyer, David Burliuk and George Constant; al frente, Raphael Soyer, izquierda, y Nicolai Cikovsky

 

Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo
9 marzo 2011 3 09 /03 /marzo /2011 18:34
Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo
9 marzo 2011 3 09 /03 /marzo /2011 01:22
Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo
8 marzo 2011 2 08 /03 /marzo /2011 19:50

Dr Richard Sorge spy 

 

Uno de los personajes que aparece en la célebre fotográfía de la primera semana marxista de 1922, junto al filósofo Lukács es el todavía más célebre Richard 'Ike' Sorge Friedrich Pollock (above, 2. from left), Georg Lukács (abo, miembro fundador del Instituto de Frankfurt, doctor en ciencias políticas y el prototipo del intelectual militante forjado en las luchas berlinesas de los años veintes. Si bien Sorge era un radical de alcurnia, su abuelo, Friedrich Adolph Sorge, había estado asociado a los grupos radicales fundados por Marx y Engels, fue el padre de una enfermera que lo atendía de heridas recibidas durante la guerra quien le dio a conocer los textos clásicos del marxismo. En 1919, el mismo año de su doctorado en Hamburgo, se afilió al partido comunista. Combinó sus actividades académicas con trabajos para el partido, tales como la organización ilegal de los mineros del Ruhr. Sorge siguió a Frankfurt a su maestro Gerlach , primer director del Instituto de Investigaciones sociales. En dicho instituto fue el encargado de organizar y dirigir la biblioteca hasta 1925, cuando el partido le ordenó ir a Moscú, donde finalmente, bajo la cubierta de periodista, fue reclutado como agente de la sección IV del Ejército Rojo. El resto de la historia ha sevido de trama para una de las grandes películas de espionaje de los últimos años.

 

 

 
Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo
8 marzo 2011 2 08 /03 /marzo /2011 03:09

palacio_fortaleza1.jpg

 

¡Nosotros también tenemos antepasados! Son estos: Los geniales artífices de los carteles de cine, de circo, de variedades, los autores anónimos de cubiertas dedicadas a las aventuras de los grandes investigadores y aventureros; ¡nosotros saltamos de Vuestro Arte, magnífico como la facha de un clown, como lo haríamos desde un trampolín elástico para llevar a cabo nuestro intrépido salto mortal del Excentrismo!” (FEKS)

 

imagen: El palacio y la fortaleza, dir. Alexandr Ivanovski, 1923

Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo
4 marzo 2011 5 04 /03 /marzo /2011 18:09

TimeCover1938

 

En enero de 1939, la revista Time escogió al hombre que 'para bien o para mal' (como lo expresó su fundador Henry Luce) tuvo una influencia decisiva en los acontecimientos del año anterior. El personaje del año 1938 fue ni más ni menos que Adolfo Hitler, representado en la portada de Time como un organista pagano que interpreta su himno del odio en una catedral profanada, mientras que sus víctimas giran en una rueda de santa Catarina, al tiempo que la jeraquía nazi se limita a observar. La ilustración fue realizada por el barón Rudolph Charles von Ripper, un ilustrador católico que había huido del terror nazi.  link

thanks to Otto Rapp for the image. 

Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo
4 marzo 2011 5 04 /03 /marzo /2011 03:03
Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo
2 marzo 2011 3 02 /03 /marzo /2011 18:33

Berlin--Wedding--Schiller-Park.--Demonstration-des-Roter-Fr.jpg

 

bs_28_35_DW_Kultur_1243254s.jpg

 

Me interno en el libro de Helga Gallas sobre la polémica Brecht-Lukács, al mismo tiempo que  busco imágenes que me ayuden a contextualizar el fenómeno de la cultura proletaria en la primera mitad del siglo XX. Este par de joyas nos presentan a Ernst Thälmann en una manifestación en las calles de Berlín, en 1927. En la primera, lo vemos encabezando al grupo del KPD, marchando con paso militar, orgulloso y hasta altanero. En la segunda fotografía observamos ya la trifulca desatada por la intervención de la policía, de la cual Thälmann salió herido. Espero encontrar más información sobre esta manifestación en particular, de momento cabe decir que Ernst Thälmann fue todo un personaje de la izquierda alemana. Fue él quien tomó las riendas del KPD (el partido comunista alemán) después del levantamiento espartaquista en 1919. En 1932, Thälmann participó como candidato comunista a la presidencia, enfrentándose en la segunda vuelta a von Hindenburg y Hitler. El lema del KPD era: 'un voto para Hindenburg es un voto para Hitler, y un voto para Hitler es una voto para la guerra'. En el momento más duro de la confrontación con los nacionalistas de ultraderecha, Thälmann propuso una alianza con los socialdemocratas para formar un frente único contra los nazis. Prohibido el partido comunista por el gobierno entrante de Hitler, Thälmann fue aprendido por la gestapo y torturado para que involucrara a Georgi Dimitrov como cómplice del incendio del Reichstag (incendio planeado y ejecutado en realidad por los nazis). Thälmann pasó 11 años en prisión, volviéndose un símbolo vivo de la resistencia alemana (dos batallones de las brigadas internacionales en España llevaban su nombre). En 1944, fue transferido al campo de concentración de Buchenwald donde fue fusilado el 18 de agosto. 

      Imágenes:dos momentos de una manifestación del KPD, en 1927. 

 

 

Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo
27 febrero 2011 7 27 /02 /febrero /2011 21:43

nazi7.jpg

 

'La obra filosófica de Heidegger debe su autonomía, lo mismo que cualquier otra, a la fuerza de sus argumentos. Y, siendo así, sólo podremos lograr establecer una conexión productiva con ella si entramos en sus argumentos y conseguimos liberarlos de la ganga de su contexto cosmovisional. Cuanto más se sumerge y se hunde la sustancia argumentativa en la cosmovisión, tanto mayores son las exigencias a que se ve confrontada la fuerza crítica de una apropiación capaz de hacer un buen uso de la criba. Esto que hermenéuticamente es obvio pierde su trivialidad sobre todo en los casos en que los receptores nacidos después están más o menos en las mismas tradiciones de las que la obra misma sacó sus motivos. De ahí que en Alemania la apropiación crítica de un pensamiento afecto de tan dudosa cosmovisión sólo puede lograrse si, al mismo tiempo que aprendemos de Heidegger, nos percatamos también de las conexiones internas que se dan entre el compromiso político de Heidegger y sus cambios de actitud hacia el fascismo, por un lado, y el hilo argumentativo de una crítica de la razón que también tiene raíces y motivaciones políticas, por otro.' (Jurgen Habermas, 1996)




“Porque la Totalidad de nuestra Realidad alemana (deutsche Wirklichkeit)
ha sido trastocada por el Estado nacional-socialista (nationalsozialistischen Staat),
con el resultado de que toda nuestra Comprensión (Vorstellen)
y Pensamiento (Denken) deben también transmutarse.”

Martin Heidegger

(Conferencia “Nationalsozialistiche Wissensschulung”, 22 de Enero de 1934)




El 30 de enero de 1933 la combinación de todas las fuerzas esenciales de la contrarrevolución contra el renacimiento democrático del pueblo alemán, iniciado en noviembre de 1918, se hizo con el poder político, presentándose como la "Revolución Nacional" bajo la dirección del canciller del Reich Adolfo Hitler. Este acontecimiento llevó de facto al poder al crimen organizado, es decir, a los grupos paramilitares que venían infringiendo la ley desde tiempo atrás con el consentimiento muchas veces de los representantes mismos de la ley. Para muchos este asalto al poder carecía de toda legitimidad y por lo mismo no le veían futuro, era un estado de excepción. Se subestimaron sus fuerzas y su programa antidemocrático, cuya naturaleza terrorista, sin embargo, se manifestaba diramente en las calles de las ciudades alemanas. Todo ello prefiguraba el ulterior proceso de transformación de Alemania en el estado fascista más consecuentemente organizado que hasta ahora conoce la historia. Las primeras víctimas de este golpe de Estado, conocido como machtergreifung, fueron los comunistas y socialistas alemanes (acusados del incendio del Reichstag), los primeros también en ser enviados a campos de concentración. Pocos fueron los intelectuales o los representantes de las iglesias que protestaron contra la ley de plenos poderes votada en el Reichstag, y si muchos los que apoyaron este "alzamiento nacional", con ideas y discursos de regeneración de la patria, entre ellos el eminente jurista y politólogo Karl Schmitt, creador del concepto de Estado Total
Si la figura de Schmitt es importante por lo que representa como ideólogo del Estado fascista, pero también por sus vínculos con pensadores como Walter Benjamin, la figura de Martin Heidegger es crucial por lo que representa para la filosofía contemporánea, y porque, como lo ha acreditado Victor Farías, el proceso mismo de nazificación del pensamiento heideggeriano resulta ejemplar en muchos sentidos. Farías ha mostrado como el ascenso académico de Heidegger estuvo ligado a su cercanía con el nacionalsocialismo, particularmente su puesto como rector en la universidad de Friburgo. Es en ese período cuando el autor de El ser y el tiempo orientó sus reflexiones a la necesidad urgente de defender, de mantener la identidad, la mismisidad alemana, amenazada por los judíos. Es por ello que para Lyotard el nazismo heideggeriano equivale a una aniquilación radical de "lo judío" en el ámbito silencioso de la filosofía. Todo ello en medio de una ambigüedad en la vida del filósofo que mantenía relaciones sexuales con más de una de sus alumnas judías. Uno se pregunta ahora si esta ambigüedad no es característica de todo su pensamiento y del pensamiento que emergió con sus ideas. En fin, el libro de Farías es fundamental porque indaga en el período más oscuro de Heidegger y porque evidencia las complicidades del pensamiento europeo actual con ese pasado nefasto que llevó a uno de los más grandes pensadores a identificar la verdad y el fundamento con el "suelo" (alemán, por supuesto). 
Otro libro que abre nuevas perspectivas sobre la relación de Heidegger con el nacionalsocialismo es La función narrativa, de Jean Pierre Faye. El autor, un filósofo parisino, discípulo de Althusser, que previamente había publicado la obra total sobre el lenguaje del totalitarismo, una exégesis sobre los conceptos clave del pensamiento político y cultural alemán de 1890 a 1933,  continúa en esta obra su reflexión sobre la herencia del fascismo y el caso Heidegger, desatado a raíz de la publicación del libro de Farías en francés, pero centrándose en la herencia del pensamiento de Heidegger en Francia. Así como Farías descubrió las cartas que Heidegger intercambió con sus alumnas judías y el texto de una cátedra de 1934 sobre lógica que pone en evidencia el proceso de nazificación del vocabulario heideggeriano, Faye descubre otro texto olvidado del autor de El ser y el tiempo, una declaración de alianza a Adolfo Hitler y al Estado nacionalsocialista, escrito en noviembre de 1933. Pero la pesquisa se extendió a una arqueología del discurso postmodernista de inspiración heideggeriana (Derrida, De Man, etc) y su uso de términos como Dekonstruktion (procedente de la psiquiatría nazi) y Logozentrismus (acuñado por el protofascista Ludwig Klages en 1920). Actualidad, pues, de una polémica que muestra de suyo los trasfondos políticos y geopolíticos de la filosofía en tiempos de decisiones definitorias. Los escritos de Heidegger muestran que también él estuvo acosado por personajes oscuros como Ernst Krieck, ideólogo y oficial de la SS, y crítico obsesivo del nihilismo metafísico. Las pretensiones de Heidegger de espiritualizar al nazismo van en el sentido de su defensa contra las acusaciones de Krieck. Pero esta espirituaización (a la vez que su atracción a los círculos universitarios) representa la estetización de su ideología, mediante la pretensión de desvulgarizarla, de descriminalizarla. Con eso me quedo. 

Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo

  • : ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • : ≈FRAGMENTOS DE UNA HISTORIA DEL SIGLO XX≈
  • Contacto

Recherche

dr. Fritz Kahn

nahuali - View my 'dr. Frtiz Kahn' set on Flickriver

Archivos

arqueología del saber

may4 leer

 

 jinete.jpg  leer

 

 

fordi.jpg lieer

 

 weimar1p-copia-2.jpg lieer

 

LONDON-1914.jpg leer

 

arte900.jpg  leer