Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
21 diciembre 2011 3 21 /12 /diciembre /2011 01:51

andrei_rublev.jpg

 

1

No creo en el presentir, ni temo a las señales.
No huyo del veneno, ni de la calumnia.
En este mundo no hay muerte.
Todos son inmortales, todo es inmortal.
No temas a la muerte ni a los diecisiete, ni a los setenta.
Existe sólo la luz y la realidad.
No hay ni la oscuridad, ni la muerte en este mundo.
Estamos todos en la costa del mar.
Yo soy de los que van sacando redes
repletas, llenas de inmortalidad.

2


Morad en su casa para que no se derrumbe.
Puedo invocar un siglo cualquiera,
voy a entrar en él para construir una casa.
Es por eso que sus hijos y mujeres están conmigo
en la misma mesa y la mesa es del bisabuelo y del nieto.
El futuro se realiza hoy,
y si levanto ahora mi mano
los cinco rayos con ustedes quedarán.
Cada día del pasado fue entibado
a fuerza de mis clavículas y hombros.
Medí el tiempo con una cadena del agrimensor
y lo atravesé como si fuesen los Urales.

3

Elegí el siglo a mi altura.
Fuimos al sur, levantando polvaredas sobre la estepa;
las hierbas malas humeaban, el saltamontes retozaba,
tocando las herraduras con su bigote y profetizaba,
y, como monje, me amenazaba con la muerte.
Até mi destino a la silla de montar,
también hoy, en tiempos venideros,
me levanto cual niño en los estribos.

Me basta con mi inmortalidad,
para que mi sangre fluya de siglo en siglo.
Por un rincón fiel del calor bien conservado
pagaría con mi vida obstinada,
mas su aguja voladiza
me lleva por el mundo, como el hilo de Ariadna.

 

versión: Enrique Turover

imagen: Andrei Ruvlev ( Андрей Рублёв), Andrei Tarkovski 


Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 diciembre 2011 1 19 /12 /diciembre /2011 05:57
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 diciembre 2011 1 19 /12 /diciembre /2011 03:23

espia-nazi-a-ser-ejecutado-por-usa.jpg

 

Espía nazi al momento de ser atado de manos (y posteriormente vendado de ojos), unos segundos antes de su fusilamiento por efectivos de la policía militar de Estados Unidos. La imagen pertenece al noticiero militar, United News, 1945. link 

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
18 diciembre 2011 7 18 /12 /diciembre /2011 01:49
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
16 diciembre 2011 5 16 /12 /diciembre /2011 20:42

war 1

 

La escritura celiniana extrae su noche y su soporte último de la muerte como lugar supremo del dolor, de la agresividad que la provoca, de la guerra que hacia ella la conduce. La abyección está bordeada de asesinato, el asesinato está frenado por la abyección.

 

Los hombres no tienen necesidad de emborracharse para devastar cielo y tierra! ¡Tienen la carnicería en las fibras! Esta es la maravilla que padecen desde el día en que tratan de reducirse a nada. ¡Solo piensan en la nada, malos clientes, semillas de crimen! ¡Ven rojo en todas partes! No hay que insistir; esto sería el fin de los poemas..." (Le Pont de Londres, p.406

 

Sin embargo, es el cadáver humano el que da lugar a la concentración máxima de abyección y de fascinación. Todos los relatos celinianos convergen en un lugar de masacre o muerte - el Voyage ya lo había indicado al empezar por la Primera Guerra, Rigodon y Nord, al atravezar una Europa devastada por la Segunda, insisten sobre ello. Sin duda la época moderna,  maestra en masacres, se presta a la perfección, y Celine sigue siendo el mayor hiperrealista de las carnicerías de los tiempos modernos. Pero estamos muy lejos del reportaje de guerra por horrible que sea. Aquello que Céline busca, escudriña, revela, es el amor a la muerte en la emoción, la embriaguez ante el cadáver, ese otro que yo soy y que nunca alcanzaré, ese horror con el cual no comunico más que con el otro sexo en la voluptuosidad, pero que me habita, me excede y me conduce al punto donde mi identidad se invierte en lo indecible. Se encuentra la evocación vertiginosa, apocalíptica y grotesca de voluptuosidad ante la muerte en una de las escenas finales de Mort á credit. El cura Fleury, qye se ha vuelto loco, despedaza el cadáver de Courtial:

 

"Hunde los dedos en la herida ... Mete las dos manos en la carne ... Se introduce en todos los agujeros ... ¡Arranca los bordes! ... ¡Los bofes! ¡Revuelve! ... Se enreda ... ¡Tiene la muñeca atrapada entre los huesos! Eso se deshace ... Sacude ... Se debate como en una trampa ... ¡Hay una especie de saco que revienta! ¡El jugo brota! ¡Chorrea por todos lados! ¡Lleno de cerebro y de sangre! ... Todo esto salpica alrededor."

 

imagen: Frank Hurley, Primera Guerra Mundial. Batalla de Ypres, Francia. 1917

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
13 diciembre 2011 2 13 /12 /diciembre /2011 03:12

 capa.American-soldier-killed-by-German-snipers--Le-copia-1.jpg

 

imagen: soldado americano muerto por un francotirador alemán, Leipzig, 1945

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
11 diciembre 2011 7 11 /12 /diciembre /2011 19:24
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
11 diciembre 2011 7 11 /12 /diciembre /2011 03:43

bloch.jpg

 

Marc Bloch aparece en esta fotografía en uniforme militar (siendo sargento de infantería del ejército francés), durante la Primera Guerra Mundial, en la que alcanzó el grado de capitán y fue condecorado con la Legión de Honor. Descendiente de emigrantes judíos, procedentes de la Europa central e hijo de un estudioso de la historia antigua, Bloch se convirtió muy pronto en uno de los medievalistas más destacados de Europa. Fue, durante toda su vida profesional, un historiador comprometido. Intentó dar una explicación a la derrota francesa en el libro L'Etrange defaite, publicado en 1946, después de su muerte. Expulsado de la labor docente y de la vida pública por las leyes racistas del gobierno de Vichy en 1940, se unió a la Resistencia Francesa en 1942, en donde figuró bajo el nombre de 'Narbonne', y tuvo una importante presencia entre los combatientes que lucharon junto a Jean Moulin. Detenido éste y asesinado por los nazis, Bloch fue capturado como resultado de los interrogatorios a Moulin y torturado personalmente por el llamado carnicero de Lyon, Klaus Barbie. El 28 de abril de 1944, la Gestapo condujo a 28 combatientes franceses de la resistencia, entre los que se encontraba Bloch, a la aldea de  Saint-Didier-de-Formans donde fueron fusilados en parejas. Bloch murió acompañando a un niño de 16 años, al que tranquilizó antes de morir tomándole de la mano. El carnicero Barbie, su torturador, no logró que Bloch confesara y ni delatara a otros miembros de la resistencia, pero sus métodos de tortura le sirvieron para escapar de la justicia francesa y venderse a los servicios de espionaje americanos. Fue deportado en 1983 a Francia, después de haber sembrado y propagado por América Latina, durante décadas, sus métodos de interrogatorio y tortura. Klaus Barbie intentó reproducir en Bolivia el espíritu del nacionalsocialismo. link

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
9 diciembre 2011 5 09 /12 /diciembre /2011 19:23

Alfred-schutz.jpg Alfred Schutz es uno más de los pensadores cuya biografía parece atravesar por las mismas circunstancias de la guerra y el exilio, el cambio de idioma y la reconstrucción de su pensamiento en otras latitudes, que terminaron por dislocar tanto a la cultura de procedencia como a la receptora. Pienso en Adorno, Wittfogel y Marcuse, en Reich y Fromm, en Arendt y Neumann (el autor de Behemoth), por citar a los más conocidos. La germanización del pensamiento americano no ocurrió por medio de traducciones de las obras alemanas sino por la incorporación de una enorme masa de investigadores a la docencia universitaria y su obligado cambio de idioma. Fueron estos mismos pensadores los que tuvieron que adaptarse al cambio de ambiente intelectual, de vocabulario y hasta de temática. Son conocidas las disputas de Adorno con Lazerfield por el vocabulario utilizado en las investigaciones sociológicas del primero, o las dificultades profesionales de Reich, que lo llevaron al ostracismo (οστρακισμός) intelectual, o las acusaciones en contra de Marcuse, durante la guerra de Vietnam.

Alfred Schutz, uno de los más importantes discípulos de Husserl, llevó el método fenomenológico de su maestro al ámbito de la teoría social, analizando la frontera entre la filosofía y la ciencia social desde 1932, cuando en Springer, Austria, publicó su primera obra importante, Der sinnhafte Aufbau der sozialen Welt. Schutz había nacido en Viena, el 13 de abril de 1889,  siete días antes que su compatriota, el funesto A.H. Como toda esa generación inmortalizada en la novela de Remarque, Sin novedad en el frente, cumplió su servicio militar durante la Primera Guerra Mundial y vio de muy cerca crecer al monstruo  que finalmente lo separó de su profesión, la abogacía, y de su cátedra como adjunto de Husserl, en Friburgo (cátedra que no llegó dictar). Con la llegada del nazismo al poder, Schutz se trasladó a París antes de que Hitler ocupara Austria. En 1939 emigró a los Estados Unidos, donde, además de reconstruir su carrera como abogado comenzó a dar conferencias en la Nueva Escuela de Investigaciones Sociales de Nueva York, refugio para muchos sabios exiliados.

Destaqué el caracter biográfico del autor de Las Estructuras del Mundo de la Vida, precisamente porque Schutz estudia en esa obra los aspectos subjetivos del conocimiento, es decir, aquel conocimiento directo y familiar que es biográficamente modelado:

 

Tanto la situación como el acervo de conocimiento tienen una historia. Este último es el producto de experiencias sedimentadas en él; la primera es el resultado de situaciones anteriores... En general podemos partir de la premisa de que la situación se define mediante la inserción de la existencia individual en la estructura ontológica del mundo. El caracter biográfico de la situación presente constituye un elemento de mi acervo de conocimiento. Esto debe ser analizado con mayor detalle.

 

Por mundo de la vida cotidiana, señala Schutz, debe entenderse ese ámbito de la realidad que el adulto alerta y normal simplemente presupone en la actitud de sentido común. Es aquello que experimentamos como incuestionable hasta que una circunstancia, interna o externa, pone en tela de juicio lo que  se presuponía. Por ejemplo, presupongo que un mundo social y cultural estratificado está dado históricamente de antemano como marco de referencia para mí y mis semejantes. La situación en que me encuentro en todo momento es solo en pequeña medida creada exclusivamente por mí. El mundo de la vida es intersubjetivo desde el comienzo. Se me presenta como un contexto subjetivo de sentido. Sin embargo, la inmediatez espacial y  temporal, que es una presuposición de la orientación con el Otro (Tú, Nosotros) está ausente en mi experiencia con otros contemporáneos, de los que solo sé coexisten conmigo en el tiempo del mundo, y solo sé de ellos por tipificaciones derivadas (Ellos): es en esa zona limítrofe, que se extiende entre la experiencia inmediata y la experiencia mediata del Otro, que Schutz divide el mundo de la vida en varios niveles: a- semejantes en anteriores relaciones Nosotros que ahora solo son contemporáneos, pero con quienes es recuperable una relación Nosotros viva; b- aquellos con quienes una relación Nosotros ya no es posible (están muertos); c- contemporáneos que fueron antes semejantes de mi copartícipe actual en una relación Nosotros y que son para él, por así decir, 'recuperables', y para mí, semejantes 'posibles' (tu amigo X a quien todavía no conozco); d- contemporáneos de cuya existencia personal tengo conocimiento 'en general'...y así, hasta llegar a estratos cada vez más anónimos del mundo social de los contemporáneos y las transiciones de la experiencia inmediata del Otro a la experiencia mediata del mundo social. Por ello, los ámbitos de realidad poseen una estructura finita de sentido, es decir, consisten en experiencias de sentido compatibles entre sí, apuntan a un estilo particular de vivencia. Por supuesto, estoy pensando en una fenomenología de la experiencia bélica y en la utilidad de todo el aparato conceptual schutziano. Existe una gran distancia entre la 'guerra' como fenómeno estratégico o de negociación política (teoría de los juegos, logística, disuasión, etc) y la experiencia bélica de los cuerpos humanos: la estampida, el acoso, el confinamiento, el exterminio, etc. 

La obra de Schutz ha adquirido con el tiempo cada vez mayor prestigio entre aquellos interesados por la sociología del conocimiento, la historia y la filosofía social en general. Un libro como A social history of truth, link de Steven Shapin, excelente ensayo sobre la civilidad y la ciencia en la Inglaterra del siglo XVII, es ampliamente deudor de todo ese andamiaje conceptual desarrollado por Alfred Schutz yThomas Luckmann. Habría que escribir otra nota sobre los mundos de la fantasía y la experiencia visual en la obra de Schutz. 

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
8 diciembre 2011 4 08 /12 /diciembre /2011 00:28

politzer.jpg Hace setenta años, en plena guerra europea y en la clandestinidad de la resistencia francesa, Georges Politzer, un joven filósofo húngaro radicado en Francia desde 1921publicó, en el número uno de la revista La Pensee libre, una aguda crítica al pensamiento racista de Alfred Rosenberg, uno de los ideólogos nazis más influyentes, que por entonces había publicado dos artículos en el París ocupado (Noviembre de 1940), titulados Sang et or y Recuento de las ideas de 1789. Ambos ensayos habían causado una gran impresión en el público francés. Rosenberg pretendía liquidar el espíritu de la revolución francesa, es decir, sus ideales universales de libertad y fraternidad, introduciendo el concepto racista de la Rassenseele, el 'alma de la raza', que para el ideólogo de Hitler, significaba no solo la destrucción de la democracia por la fuerza, sino el advenimiento de una ideología superior. Escribe Politzer:

 

"Sistema de ideas perfectamente coherente: M. Rosenberg ha consagrado una obra de 712 páginas (El mito del siglo XX) a explicar que el racismo es un mito y no una verdad. Y tres volúmenes (los tres volúmes de Blut und Ehre, Sangre y Honor) a explicar la verdad del racismo. El racismo explica que la raza es un hecho biólogico, material, y es al mismo tiempo el alma racial. Esta Rassenseele es, por lo tanto, un atributo ideal. M. Rosenberg afirma que el descubrimiento de la Rassenseele, el alma racial, es una revolución científica, como lo fue la revolución de Copérnico hace 400 años (Blut und Ehre, tomo dos) y  señala, al mismo tiempo, que la Rassenseele es un misterio. Afirma que tras el alma racial está la sangre (El mito del siglo XX) y, al mismo tiempo, que no podemos conocer qué está detrás de la Rassenseele. M. Rosenberg dice en París que el objetivo de la guerra es para Alemania la liberación de los pueblos, y Hitler dice en Berlín que el objetivo de la guerra es para Alemania la conquista de colonias (discurso del 10 de Diciembre 1940). El hitlerismo se reclama socialista y al mismo tiempo preconiza el mantenimiento del buen capitalismo, el capital de los monopolios." 

"Interpretación  convincente de la historia: la historia está determinada, según Rosenberg, por el 'hecho biológico de la raza', y la historia no es sino 'obra de la providencia'. La historia es la lucha de las razas; la lucha de las razas es una lucha de almas; la lucha de almas es una lucha de Rassenseelen y la Rassenseele es un mito, es decir, una fábula. No existe la historia de la humanidad. Los pueblos no hacen la historia. Son los mitos religiosos los que, desde su inicio, representan todo lo que se puede alcanzar. Su historia es una metampsicosis de los personajes de sus mitos. La interpretación convincente de la historia de Hitler es que él es Sigfrido (El mito del siglo XX). Rosenberg argumenta que no existe la verdad histórica. El rol del historiador consiste en apreciar el pasado a través de las necesidades del presente. Las necesidades del presente son las del nacional-socialismo. Son fijadas por decretos de Estado. La interpretación convincente es aquella que rehace la historia según las necesidades de la propaganda nacional-socialista, y la teoría del método histórico es un alegato en favor de la falsificación de la historia." link

 

Recientemente el crítico Boris Groys link ha recuperado parte de la argumentación de Rosenberg, es decir, ha querido equiparar la idea marxista de la lucha de clases con la idea nazi de la lucha de razas, como si ambas fuesen meros epifenómenos de la lógica del 'amicus-enemicus', tan cara a la geopolítica. En fin, eso da para otro comentario, pero el artículo de Politzer también da respuesta a ese tipo de argumentación.

Georges Politzer fue capturado por los nazis un año después, torturado y fusilado en mayo de 1942. Son célebres sus últimas palabras antes de ser ejecutado: ¡Yo os fusilo a todos!.   

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo

  • : ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • : ≈FRAGMENTOS DE UNA HISTORIA DEL SIGLO XX≈
  • Contacto

Recherche

dr. Fritz Kahn

nahuali - View my 'dr. Frtiz Kahn' set on Flickriver

Archivos

arqueología del saber

may4 leer

 

 jinete.jpg  leer

 

 

fordi.jpg lieer

 

 weimar1p-copia-2.jpg lieer

 

LONDON-1914.jpg leer

 

arte900.jpg  leer