Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
2 febrero 2012 4 02 /02 /febrero /2012 15:58

ignacio_zuloaga_4.jpg

En este breve repaso del retrato del siglo XX, la pintura de Ignacio Zuloaga ocupa un lugar especial. Para muchos es el mejor pintor de retrato español moderno, pues en realidad vivió hasta 1945 y sus mejores retratos pertenecen al siglo XX. Como sea, Zuloaga conserva asimismo lo mejor de la pintura del siglo XIX, en particular de Goya. Por doquier encontramos la presencia de la escuela española, ya sea en los motivos como en la propia composición e iluminación que destacan de un fondo oscuro la figura humana. Su arte desmiente la historia lineal de las vanguardias que nos han querido imponer los historiadores, como si el movimiento del arte, y en particular del arte figurativo, consistiese en etapas que se van superando unas a otras. Digamos que el pensamiento posmoderno ha modificado esa perspectiva, a todas luces positivista, y nos ha devuelto la actualidad del arte figurativo. Zuloaga, nacido en 1870, pertenece a la generación gráfica del 98, es un modernista como lo son Valle Inclán, Pio Baroja o Albeniz. En París expuso junto a simbolistas y postimpresionistas y tuvo una intensa amistad con el grupo de Paul Gaugin (Emile Bernard, Paco Durnio, Eduard Vuillard). Fue además un excelente escenógrafo y trabajó para figuras como Manuel de Falla y el argentino Enrique Larreta. Lo que me fascina de su pintura es que está dotada de duende, nos devuelve la mirada, como diría Walter Benjamin. El crítico Lafuente Ferrari diría de él:

 

Zuloaga extraía de sus motivos la máxima capacidad de expresión, magnificándolos hasta un plano de verdadera grandeza artística y humana

 

zuloaga-sothebyc2b4s.jpg

 

retratodevalleinclnpori.jpg

 

doarositagutirrezdv8.jpg

 

elviolonistalarrapiditaey6.jpg

 

retratodemauricebarrsmm1.jpg

 

imágenes: autorretrato

mujer con mantón de manila

Ramón de Valle Inclán, 1917

Doña Rosita Gutiérrez, 1910

retrato del violinista Larradidi, 1910

retrato de Maurice Barrés en Toledo, 1913

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
2 febrero 2012 4 02 /02 /febrero /2012 04:32
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
1 febrero 2012 3 01 /02 /febrero /2012 20:26

Una-Troubridge-1923187.jpg

 

 La figura de Romaine Brooks bien podría formar parte de la galería de excéntricos imaginada por Mario Praz en El Pacto con la Serpiente, entre cuyos miembros se encontraban personajes como Vernon Lee, Gabriele D'Annunzio y Walter de La mare. Estadunidense, nacida en Roma, lesbiana, heredera de una fortuna que le permitió vivir en Capri y París (tras la muerte de un hermano demente), casada con un homosexual del que tomó el apellido, y dotada de un gran talento para el retrato, pudo abrirse paso entre la aristocracia europea y darse el lujo de escoger a los personajes que deseaba retratar. Todos los viernes por la tarde su casa de la rue Jacob era el lugar de reunión de escritores, poetas y pintores como Marcel Proust, André Gide, Colette, Paul Valéry, Remy de Gourmont, Ezra Pound, Alan Seeger o George Antheil. Si bien no logró ser reconocida por la crítica parisina, tuvo tres grandes exposiciones en 1925: en la galería Jean Charpentier en París, la galería del Alpine Club de Londres y en las galerías Wildenstein de Washington. Romaine abandonó con el tiempo la pintura y solo hasta sus últimos años volvió a pintar el retrato del duque Uberto Strozzi. Su estilo conservador, de tonos suaves, con base en la escala de grises y con figuras contrastadas en paisajes nublados y melancólicos, le otorga a su obra un aura intempestiva, característica de ese mundo decadente que era, al mismo tiempo, la mejor de las eras posibles. Steiner dixit. 

 

vid1_brooks_001f.jpg

 

Romaine_Brooks_-_The_Cross_of_France.jpg

 

tumblr_lsv61ic5ft1qdli79o1_500.jpg

 

jean-cocteau-romaine-brooks-1912.jpg

 

imágenes: Una, Lady Troubidge, 1924

Gabriele D'Annunzio en el exilio

La cruz de Francia, 1924

Ida Rubinstein, 1917

Jean Cocteau, 1912

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
1 febrero 2012 3 01 /02 /febrero /2012 19:56
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
1 febrero 2012 3 01 /02 /febrero /2012 17:17

454409a-i2.0.jpg

 

Joseph Needham sepultó la fábula occidental de la historia universal, de la que venímos hablando, al evidenciar el marcado eurocentrismo de los historiadores de la ciencia de su tiempo. Pero además dio cuenta de otra historia, perdida tras el monólogo de Occidente que lo convirtió en la economía mundo, me refiero a la historia del diálogo de las civilizaciones. Desde el siglo XVI Oriente y Occidente venían entablando una conversación en múltiples ámbitos, como la ciencia, la filosofía, la religión, la tecnología, y es de esa conversación que la modernidad occidental emergió. Pero después de Leibniz todo pareció borrarse y el expansionismo europeo degradó en su imaginario a China como una civilización capaz de ofrecer un modelo civilizatorio propio. Sin embargo, la transferencia de conocimientos ya se había realizado y Occidente hizo uso de descubrimientos e inventos chinos que transformaron su historia, olvidando, al mismo tiempo, su procedencia . Pienso solo en dos: la imprenta y la pólvora. En realidad, ambos, previamente modificados, funcionaron como detonadores de reacciones en cadena a escala planetaria. Ambos acabaron progresivamente con los universos aislados, la tradición oral y las estructuras de poder tradicionales (pienso en el fracaso de los boxers en la propia China). Ambos desencadenaron encuentros civilizatorios irreversibles y crearon, en la práctica, una sola historia: desde el siglo XVI se vienen desmantelando en todo el mundo los arcana imperii, el derecho divino de los reyes y el pensamiento dogmático religioso. Needham aventuraba, sin embargo, que el retraso de China frente a la carrera armamentista europea, pese a haber sido los chinos los inventores de la pólvora, les mantuvo en desventaja al momento de hacer frente al invasor occidental. En este sentido, Oriente tuvo que occidentalizarse e incorporarse a la carrera de armamentos iniciada en Europa. Pero el diálogo de civilizaciones fue más allá de la imprenta y la pólvora. Los jesuitas entablaron díalogos con budistas desde el siglo XVII y comenzaron a traducir a los clásicos de la filosofía china mucho antes que Pound, Brecht y los modernistas. Sin embargo, fue hasta Needham que China mostró sus secretos como una civilización capaz de impactar a Occidente en su conjunto, de trastocar su visión de la medicina, la naturaleza y la religión. Science and Civilization in China (7 vols.) es una de las cumbres historiográficas del siglo XX y con ella se reinicia cabalmente el dialógo de las civilizaciones que, como apuntaba Norman Brown (Eros y Thanatos), es la marca fundamental de nuestro modernismo cultural. 

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
1 febrero 2012 3 01 /02 /febrero /2012 06:08

Robert-Doisneau--Chicken-on-leash--1940.jpg

 

doisneau_sunday_morning-45.jpg Robert-Doisneau-paris-1945.jpeg

 

doisneau_sidelong_glance.48.jpg

 

pariscoco52.jpg    pontdesarts_fox_terrier.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
1 febrero 2012 3 01 /02 /febrero /2012 02:56

1101470317_400.jpg

 

El siglo veinte destruyó, entre muchas otras cosas, la fábula de la historia universal. El último que intentó escribirla, Arnold Toynbee, terminó su relato (A Study of History) narrando su propia vida, como si la Historia, con mayúscula, lo tuviese como destino. Frente a lo que Ortega llamó (en sus Lecciones de historia universal) la "impertinencia británica" de Toynbee (y que a su coetáneo, Trevor Roper, le producía una enorme irritación) ¿qué queda de la historia universal? Es decir, cómo salvar los escollos del eurocentrismo y el etnocentrismo a lo Toynbee que totalizan la historia y que impiden la posibilidad de un diálogo civilizatorio y, a la vez, dar cuenta de la expansión inevitable de Occidente como un acontecimiento verdaderamente trascendente. Mi humilde respuesta: la historia colectiva, la historia desde todas partes. No solo conocemos el qué y el cómo de las cosas, también es importante el dónde: desde dónde conocemos y desde dónde emitimos juicios acerca del otro. La obra de Michel de Certeau, La Escritura de la historia, me parece el mejor análisis de esa historia planetaria, que no universal, que comenzó a escribirse con la conquista del continente americano por los europeos. El fin de los universos aislados fue, paradójicamente, el fin de la posibilidad de una historia universal como se la conocía, pues al surgir otras voces (el inca Garcilaso, Huaman Poma de Ayala, Alvarado Tezozomoc, por citar algunos historiadores no occidentales) el locus occidental perdió el monopolio de la verdad histórica (identificada con la verdad cristiana) y se vio evidenciado por el resto del mundo no occidental (e incluso occidental: la historia de fray Bartolome Las Casas, sería un buen ejemplo). Cualquier intento posterior de escribir desde Occidente la historia del otro quedó así condenado al fracaso. Quizá el más rotundo ejemplo de ello sea el de Spengler en La Decadencia de Occidente, que presentaba al mundo árabe como la antítesis de Occidente, como su negativo, lo que Edward Said llamaba 'orientalismo" link. Bueno ¿Y Fernand Braudel, y Joseph Needham? Ciertamente, ambos autores favorecieron el diálogo civilizatorio y crearon, cada uno con métodos distintos, los cimientos de esa nueva historia planetaria que está por escribirse. De ellos escribo mañana.

 

Orientalism.jpg

 

imágenes: superior Arnold Toynbee, en la portada de Time

inferior: portada de Orientalism, de Edward Said.


Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
31 enero 2012 2 31 /01 /enero /2012 18:51
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
31 enero 2012 2 31 /01 /enero /2012 04:36
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
31 enero 2012 2 31 /01 /enero /2012 04:03
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo

  • : ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • : ≈FRAGMENTOS DE UNA HISTORIA DEL SIGLO XX≈
  • Contacto

Recherche

dr. Fritz Kahn

nahuali - View my 'dr. Frtiz Kahn' set on Flickriver

Archivos

arqueología del saber

may4 leer

 

 jinete.jpg  leer

 

 

fordi.jpg lieer

 

 weimar1p-copia-2.jpg lieer

 

LONDON-1914.jpg leer

 

arte900.jpg  leer