Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
6 febrero 2012 1 06 /02 /febrero /2012 02:19
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
6 febrero 2012 1 06 /02 /febrero /2012 01:08

merleu-ponty  Si no son tenidas en cuenta las esperanzas que depositó en la fenomenología la generación de pensadores a la que Merleau-Ponty pertenece, su filosofía resulta poco menos que ininteligible, y tanto el surgimiento como la evolución de sus ideas parecen inexplicables. La fenomenología gozaba de un inmenso prestigio académico y cultural ya a mediados de los años veinte del siglo pasado, o sea la década en que Merleau-Ponty inició sus estudios universitarios. Esta disciplina daba la impresión de haber acabado con las perplejidades de una filosofía que desde bien entrado el siglo XIX había tenido que rivalizar con las ciencias sociales y humanas, se había sentido inerme ante la expansión del relativismo, y había estado permanentemente expuesta a la tentación del positivismo. De todos modos, el leitmotiv de esta exposición no puede ser otro que una sorprendente paradoja. Es preciso no olvidar, efectivamente, que las reservas de Merleau-Ponty ante la fenomenología fueron hasta tal extremo radicales que pretendió entender más profundamente las tesis husserlianas que el propio Edmund Husserl.

El fundador de la doctrina había insistido desde la publicación de las Investigaciones lógicas en 1900 en la dualidad de principio entre las modalidades de la realidad y los correlatos de los actos intencionales. Vinculaba la significación a los procedimientos de acceso a las esencias, o sea los invariantes en la polimórfica multiplicidad de nuestra experiencia del mundo, con independencia de que ésta sea afectiva, imaginaria, mental o histórica, y por tanto incluyendo casos no cognitivos como las emociones o la voluntad. Tanto Husserl como sus seguidores se habían propuesto acceder a un fundamento cognitivo incontrovertible aplicando una metodología abierta y flexible , desde luego desprovista de proclividades ontológicas. “La descripción fenomenológica no hace más que explicitar el sentido que el mundo objetivo tiene para todos nosotros y que manifestamente le confiere nuestra experiencia con anterioridad a cualquier filosofía”1. Así la fenomenología se vio abocada a una variedad de transcendentalismo que, a primera vista, amplifica metaempíricamente el contenido de la experiencia al describir las actividades que constituyen el sentido. Sin embargo Merleau-Ponty cuestionó el compromiso fenomenológico con la inmediatez, responsable de unas descripciones que escrutan las vivencias para obtener el acceso a las “cosas mismas”, pero en las cuales la conciencia natural no suele reconocerse a sí misma con facilidad. El auténtico legado de la fenomenología, en opinión de Merleau-Ponty, consistió en constatar que no es posible describir fehacientemente “aquello que se da a sí mismo”, y en señalar que esta incapacidad marca los límites de todo desempeño reflexivo. El interés de la fenomenología por el estrato directamente “vivido” de la conciencia albergaba la intención de acceder a las verdades a priori que constituyen la objetividad. El punto de partida de Husserl, efectivamente, consistió en escrutar las ideali- dades, consideradas el emblema del conocimiento verdadero, evitando el doble escollo del platonismo y el psicologismo. Este objetivo le llevó a explorar el surgimiento de las idealidades en los estratos antepredicativos de la conciencia, situando en el “mundo de la vida” el surgimiento de toda idealidad y aferrándose a la convicción de que todo vínculo intencional es un caso particular de la intencionalidad teórica. Pero Husserl nunca eliminó totalmente, al parecer de Merleau-Ponty, “las reminiscencias del período logicista”2. Persistió en asimilar cartesianamente la percepción a la cognición, afirmando que el vínculo del sentiente con la sensación no difiere del que la conciencia mantiene con su objeto. La intencionalidad de la percepción, al parecer de Husserl, queda confinada en las significaciones intelectuales.

 

Las dificultades de la fenomenología, siempre según Merleau-Ponty, se incrementaron en la última fase de la producción husserliana, centrada en la doctrina del “mundo de la vida”. Decidido a explorar la experiencia preobjetiva, premundana y antepredicativa (una experiencia primigenia que, de hecho, siempre retrocede como si fuera un espejismo), Husserl aspiró a un contacto con las “cosas mismas” que fuera capaz, al mismo tiempo, de cuestionar con radicalidad el saber positivo de las ciencias. Su insistencia en que las síntesis ideales explican la emergencia en la sensibilidad de cualquier realidad inteligible, de todos modos, fue contestada por Merleau-Ponty al señalar que la experiencia perceptiva pone de manifiesto la adherencia del sentido en el mundo. En su opinión, el retorno a la “mismidad” de las cosas y a su inscripción en la sensibilidad exige recuperar una complicidad originaria con el mundo que marca “los límites de la fenomenología” y que en modo alguno puede quedar limitada, una vez reducido el dogmatismo naturalista, a la restitución de la “mirada ingenua” que acompaña a la acti- tud natural. El compromiso con las “cosas mismas” conlleva escrutar la arti-culación del ser humano y el mundo en un horizonte de facticidad originaria que entraña el peligro, reconocido por Merleau-Ponty, de condenar la filosofía al mutismo. De todos modos, un pensamiento “instalado en el silencio de las cosas” 3 es siempre preferible a una filosofía de las esencias que sólo re- conoce la positividad de sus propios enunciados. Huyendo de ambos extremos, Merleau-Ponty aspira a un pensamiento que confía a la palabra la tarea de desvelar el sentido del mundo. “La operación filosófica por excelencia que consiste en volver a las ‘cosas mismas’, coincide exactamente con la de un retorno al origen de la palabra, ya que de otro modo todo discurso se reduce a enunciar algo sobre algo, desde una posición de simple espectador”4. Surge así la predilección típicamente merleau-pontiana por una “palabra hablante” que aun no ha quedado sumergida por los automatismos de la palabra ya constituida, y que por tanto recoge una significación que se expresa in statu nascendi en el “logos del mundo estético”.

 

(fragmento de la presentación del libro de Josep Maria Bech: Merleau-Ponty: una aproximación a su pensamiento.

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
5 febrero 2012 7 05 /02 /febrero /2012 21:27
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
5 febrero 2012 7 05 /02 /febrero /2012 19:04
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
4 febrero 2012 6 04 /02 /febrero /2012 18:11

saliendo-coladeras-3.jpg

 

Después de cada guerra
alguien tiene que limpiar.
No se van a ordenar solas las cosas,
digo yo.
       
Alguien debe echar los escombros
a la cuneta
para que puedan pasar
los carros llenos de cadáveres.
       
Alguien debe meterse
entre el barro, las cenizas,
los muelles de los sofás,
las astillas de cristal
y los trapos sangrientos.
       
Alguien tiene que arrastrar una viga
para apuntalar un muro,
alguien poner un vidrio en la ventana
y la puerta en sus goznes.
       
Eso de fotogénico tiene poco
y requiere años.
Todas las cámaras se han ido ya
a otra guerra.
       
A reconstruir puentes
y estaciones de nuevo.
Las mangas quedarán hechas jirones
de tanto arremangarse.
       
Alguien con la escoba en las manos
recordará todavía cómo fue.
Alguien escuchará
asintiendo con la cabeza en su sitio.
Pero a su alrededor
empezará a haber algunos
a quienes les aburra.
       
Todavía habrá quien a veces
encuentre entre hierbajos
argumentos mordidos por la herrumbre,
y los lleve al montón de la basura.
       
Aquellos que sabían
de qué iba aquí la cosa
tendrán que dejar su lugar
a los que saben poco.
Y menos que poco.
E incluso prácticamente nada.
       
En la hierba que cubra
causas y consecuencias
seguro que habrá alguien tumbado,
con una espiga entre los dientes,
mirando las nubes.

 

wislawa-szymborska.jpg

 

versión: Abel A. Murcia    

imágenes: 1-habitantes de Varsovia llegando a la zona libre de la ciudad, 1939.

2-Wislawa Szymborska (1923-2012)

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
3 febrero 2012 5 03 /02 /febrero /2012 18:16

9.jpg 1-a-cover-of-the-journal-with-mayakovsky.jpg

 

Rescato estas imágenes que pertenecen al suplemento cultural URSS en construcción (USSR in construction), editado a partir de 1929 hasta 1941, en varios idiomas, entre ellos el español. Esta revista es considerada una joya del diseño gráfico, pues por sus páginas pasaron figuras del diseño como Rodchenko, Varvara Stepanova y El Lissitsky. Fotoperiodistas como Max Alpert, Arkadii Shaikhet, Georgii Zelma, Boris Ignatovich, Semion Fridland, y Georgii Petrusov  Además de escritores como Isaac Babel, Alexander Fadeyev y Sergei Tretiakov. Por la calidad de sus colaboradores me recuerda a otros magazines como  Simplicissimus y  AIZ 

Pero la suerte de URSS en construcción no fue la misma que sus pares en Alemania. Su aparición en 1929 coincide con un giro ideológico en la URSS de enormes proporciones y el suplemento, tanto en su diseño como en su contenido, dan cuenta de ello. Por aquel tiempo, corrientes como el constructivismo y el formalismo son tachadas de desviaciones pequeñoburguesas (la calumnia favorita de Stalin) y sus defensores son empujados a adoptar la nueva corriente del realismo socialista. Esta lucha ideológica se tradujo, dentro del mundo editorial de vanguardia, en el desplazamiento de las ilustraciones suprematistas y cubo-futuristas (señaladas como 'formalistas') por la nueva técnica del fotomontaje (de origen alemán, por cierto). URSS en construcción inició como un suplemento orientado a dar cuenta de los avances industriales del socialismo, pero con el tiempo fue abarcando otros aspectos de la cultura y del estilo de vida socialistas. Temas como los de la nueva nación multiétnica, la salud, la infancia, las nuevas rutas de transporte o los nuevos proyectos urbanos se tocaron en URSS en construcción con un enfoque novedoso, propiamente editorial: el contenido era sometido a los requerimientos del diseño y la propaganda eficaz. En 1949 el suplemento intentó aparecer nuevamente en forma de revista independiente pero sus mejores tiempos ya habían pasado, y como dice el dicho, nunca segundas partes fueron buenas (y menos conociendo los gustos de Stalin). link

 

2-copia-1.jpg

 

3.jpg

 

4.jpg

 

5.jpg6542_std.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
3 febrero 2012 5 03 /02 /febrero /2012 04:05
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
3 febrero 2012 5 03 /02 /febrero /2012 01:03
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
2 febrero 2012 4 02 /02 /febrero /2012 21:07
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
2 febrero 2012 4 02 /02 /febrero /2012 19:36

Buscad, buscadlos:
en el insomnio de las cañerías olvidadas,
en los cauces interrumpidos por el silencio de las basuras.
No lejos de los charcos incapaces de guardar una nube,
unos ojos perdidos,
una sortija rota
o una estrella pisoteada.
Porque yo los he visto:
en esos escombros momentáneos que aparecen en las
              neblinas.
Porque yo los he tocado:
en el destierro de un ladrillo difunto,
venido a la nada desde una torre o un carro.
Nunca más allá de las chimeneas que se derrumban
ni de esas hojas tenaces que se estampan en los zapatos.
En todo esto.
Mas en esas astillas vagabundas que se consumen sin fuego, 
en esas ausencias hundidas que sufren los muebles 
              desvencijados, 
no a mucha distancia de los nombres y signos que se 
              enfrían en las paredes.

Buscad, buscadlos:
debajo de la gota de cera que sepulta la palabra de un libro 
o la firma de uno de esos rincones de cartas 
que trae rodando el polvo.
Cerca del casco perdido de una botella, 
de una suela extraviada en la nieve, 
de una navaja de afeitar abandonada al borde de un 
precipicio.

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo

  • : ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • : ≈FRAGMENTOS DE UNA HISTORIA DEL SIGLO XX≈
  • Contacto

Recherche

dr. Fritz Kahn

nahuali - View my 'dr. Frtiz Kahn' set on Flickriver

Archivos

arqueología del saber

may4 leer

 

 jinete.jpg  leer

 

 

fordi.jpg lieer

 

 weimar1p-copia-2.jpg lieer

 

LONDON-1914.jpg leer

 

arte900.jpg  leer