Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
22 julio 2012 7 22 /07 /julio /2012 03:08
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
21 julio 2012 6 21 /07 /julio /2012 21:31

529440_10150925056557880_653937613_n.jpg


Norteamérica te he dado todo y ahora no soy nada. 

Norteamérica dos dólares y veintisiete centavos 17 de enero de 1956. 

No me aguanto ni mi propia cabeza. 

Norteamérica ¿cuándo vamos a terminar con la guerra entre humanos? 

Andate al carajo con tu bomba atómica 

no me siento bien no me molestés. 

No voy a escribir mi poema hasta que mi cabeza funcione bien. 

Norteamérica ¿cuándo vas a ser como un angelito? 

¿Cuándo te vas a desnudar? 

¿Cuándo vas a ver tu propio reflejo en la tumba? 

¿Cuándo vas a ser digna de tu millón de Trotskystas? 

Norteamérica ¿por qué tus bibliotecas están hasta arriba de lágrimas? 

Norteamérica ¿cuándo vas a mandar tus huevos a la India? 

Estoy podrido de tus maniáticas exigencias. 

¿Cuándo voy a poder ir al supermercado y comprar lo que necesito así tal cual como me veo? 

Norteamérica después de todo sólo vos y yo somos los perfectos no el resto del mundo. 

Tu maquinaria es demasiado para mí. 

Vos hacés que quiera ser un santo. 

Debe haber alguna otra forma para plantear este asunto. 

Burroughs está en Tangiers no creo que vuelva es trágico. 

¿Te hacés la trágica o es una especie de broma pesada? 

Estoy tratando de llegar al nudo de la cuestión. 

Me niego a abandonar mi obsesión. 

Norteamérica dejá de presionar sé lo que estoy haciendo. 

Norteamérica las flores del ciruelo están cayendo. 

No he leído el diario en meses, todos los días juzgan a alguien por asesinato. 

Norteamérica los Wobblies me sensibilizan. 

Norteamérica solía ser un comunista cuando era chico y no me arrepiento. 

Fumé marihuana todas las veces que pude. 

Me sentaba en mi casa por días enteros y observaba las rosas en el ropero. 

Cuando voy al Barrio Chino me emborracho y nunca me hecho un polvo. 

Ya lo he decidido va a haber quilombo. 

Deberías haberme visto leyendo a Marx. 

Mi psicoanalista piensa que estoy perfectamente bien. 

No voy a decir las Plegarias del Señor. 

Tengo visiones místicas y vibraciones cósmicas. 

Norteamérica todavía no te conté lo que le hiciste al tío Max después de que vino de Rusia. 

Te estoy poniendo al tanto. 

¿Vas a dejar nuestra vida emocional en manos de la revista Time? 

La revista Time me tiene loquísimo. 

La leo todas las semanas. 

Sus tapas me escudriñan cada vez que me escurro al pasar por la esquina confitería. 

La leo en el sótano de la Biblioteca Pública de Berkeley. 

Siempre me está hablando de responsabilidad. 

Los hombres de negocio son gente seria. Los productores de cine son gente seria. Todo el mundo es gente seria menos yo. 

Se me ocurre pensar que yo soy Norteamérica. 

Estoy hablando solo de vuelta. 

Asia se levanta en mi contra. 

No tengo ni la más mínima oportunidad. 

Es mejor que tenga en cuenta mis recursos naturales. 

Mis recursos naturales se reducen a dos porros de marihuana millones de genitales una impublicable literatura privada que va a 10000 por hora y 

veinticincomil instituciones mentales. 

No abro la boca para hablar de mis prisiones ni de los millones de desgraciados que viven en mis maceteros bajo la luz de quinientos soles. 

He abolido los prostíbulos de Francia, Tangiers es el próximo. 

Mi ambición es ser Presidente a pesar del hecho de ser Católico. 

Norteamérica ¿cómo puedo hacer para escribir una bendita letanía con ese carácter tan necio que tenés? 

Voy a hacer como Henry Ford mis estrofas son tan personales como sus 

automóviles aún más ellas son todas como de diferentes sexos. 

Norteamérica te voy a vender mis estrofas por $2500 cada una $500 las viejas. 

Norteamérica liberá a Tom Mooney 

Norteamérica salvá a los Leales Españoles 

Norteamérica Sacco & Vanzetti no deben morir 

Norteamérica yo soy los chicos de Scottsboro. 

Norteamérica cuando yo tenía siete años mamá me llevaba a las reuniones de la Célula Comunista ellos nos vendían garbanzos un puñado por ticket un ticket cuesta cinco centavos y los 

discursos eran libres todo el mundo se ponía angelical y sentimental por los 

obreros era todo tan sincero no te das una idea qué cosa buena el partido 

era en 1935 Scott Nearing era un viejo grandioso un mensch de verdad la Madre 

Bloor me hizo llorar una vez vi a Israel Amter sencillamente. Todo el mundo debe haber 

sido un espía. 

Norteamérica en realidad no querés ir a la guerra. 

Norteamérica son ellos los Rusos malos. 

Ellos los Rusos ellos los Rusos y ellos los Chinos. Y ellos los Rusos. 

Rusia quiere comernos vivos. El poder de Rusia malo. Ella querer sacar los autos de nuestras cocheras. 

Ella querer agarrar Chicago. Ella necesitar un Reader’s Digest Rojo. ella querer nuestras 

plantas de automóviles en Siberia. Él grande burocracia manejando nuestras estaciones de servicio. 

Eso no ser bueno. Ugh. Él hacer que Indios aprender a leer. Él necesitar negros y grandotes negros. 

Hah. Ella hacernos trabajar dieciséis horas al día. Socorro. 

Norteamérica esto es bastante serio. 

Norteamérica esa es la impresión que tengo cuando miro la televisión. 

Norteamérica ¿es esto correcto? 

Es mejor que me ponga a trabajar en serio. 

Es verdad que no quiere unirme al Ejército o hacer girar tornos en fábricas de partes de 

precisión, soy corto de vista y psicópata de todas formas. 

Norteamérica le estoy poniendo mi hombro marica a la rueda

 

versión: María García

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
21 julio 2012 6 21 /07 /julio /2012 21:12

We skipped the light fandango
turned cartwheels 'cross the floor
I was feeling kinda seasick
but the crowd called out for more
The room was humming harder
as the ceiling flew away
When we called out for another drink
the waiter brought a tray

And so it was that later
as the miller told his tale
that her face, at first just ghostly,
turned a whiter shade of pale

She said, 'There is no reason
and the truth is plain to see.'
But I wandered through my playing cards
and would not let her be
one of sixteen vestal virgins
who were leaving for the coast
and although my eyes were open
they might have just as well've been closed

And so it was that later
as the miller told his tale
that her face, at first just ghostly,
turned a whiter shade of pale....

 

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
21 julio 2012 6 21 /07 /julio /2012 05:37

En silencio el agua
cae por la corteza.

Las hojas brillan
como una lluvia de peces,

y el bosque se convierte
en mar negro.

Así fluyes cuando
nos acercamos.

 

tumblr_kvb7g1ArNz1qzn0deo1_500.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
21 julio 2012 6 21 /07 /julio /2012 05:06
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 julio 2012 4 19 /07 /julio /2012 22:41
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
18 julio 2012 3 18 /07 /julio /2012 21:05

8097_10151047218376600_1315794386_n.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
18 julio 2012 3 18 /07 /julio /2012 02:30
20100805023729-pound
Ésta es la casa de los locos. 

Éste es el hombre 
que está en la casa de los locos. 

Éste es el tiempo 
del hombre trágico 
que está en la casa de los locos. 

Éste es el reloj-pulsera 
que da la hora 
del hombre locuaz 
que está en la casa de los locos. 

Éste es el marinero 
que usa el reloj 
que da la hora 
del hombre tan celebrado 
que está en la casa de los locos. 

Éste es la rada hecha de tablas 
adonde llega el marinero 
que usa el reloj 
que da la hora 
del viejo valeroso 
que está en la casa de los locos. 

Éstos son los años y los muros del dormitorio, 
el viento y las nubes del mar de tablas 
navegado por el marinero 
que usa el reloj 
que da la hora 
del maniaco 
que está en la casa de los locos. 

Éste es un judio con un gorro de papel periódico 
que baila llorando por el dormitorio 
sobre el mar de tablas rechinantes 
más allá del marinero 
que da cuerda al reloj 
que da la hora 
del hombre cruel 
que está en la casa de los locos. 

Éste es un universo de libros desinflados. 
Éste un judío con un gorro de papel periódico 
que baila llorando por el dormitorio 
sobre el rechinante mar de tablas 
del marinero ido 
que da cuerda al reloj 
que da la hora 
del hombre atareado 
que está en la casa de los locos. 

Éstos son los años y los muros y la puerta 
que se cierra sobre un muchaho que golpetea el piso 
para saber si el mundo está allí y si es plano. 
Éste es un judío con un gorro de papel periódico 
que baila alegremente por el dormitorio 
en los mares de tablas que se van 
más allá del marinero de los ojos en blanco 
que sacude el reloj 
que da la hora 
del poeta, el hombre 
que está en la casa de los locos. 

Éste es el soldado que vuelve de la guerra. 
Éstos son los años y los muros y la puerta 
que se cierra sobre un muchacho que golpetea el piso 
para saber si el mundo es plano o redondo. 
Éste es un judío con un gorro de papel periódico 
que baila con cuidado por el dormitorio 
caminando sobre la tabla de un ataúd 
con el marinero chiflado 
que muestra el reloj 
que da la hora 
del desdichado 
que está en la casa de los locos.
versión: Octavio Paz
imagen: Ezra Pound en el hospital psiquiátrico de St. Elizabeth por Richard Avedon
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
18 julio 2012 3 18 /07 /julio /2012 01:54

 

 

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
16 julio 2012 1 16 /07 /julio /2012 18:24

leslie-fielder2-copia-1.jpg

 

"En el momento en que los últimos núcleos de vida india se desintegren en los Estados Unidos, el hombre blanco tendrá que afrontar toda la fuerza del demonio del continente ... dentro de la presente generación los pielesrojas sobrevivientes deberán mezclarse dentro del gran pantano blanco. Entonces el Daimon de América trabajará descaradamente y entonces veremos verdaderos cambios." D. H. Lawrence, Estudios de Literatura Clásica Norteamericana.

 

Con esta cita de Lawrence como epígrafe de su libro, comienza Leslie Fielder su apasionante recorrido por la geografía imaginaria de los Estados Unidos: The Return of the Vanishing American (traducido al español como El americano en vías de extinción). El libro de Fielder, publicado en 1968 (contemporáneo de otro clásico: Las enseñanzas de Don Juan, de Carlos Castaneda)  es, sin duda, uno de los mejores ensayos estadunidenses del siglo XX; es un viaje en el tiempo y en el espacio y una mitología moderna del oeste americano. Todo está allí, desde Pocahontas hasta Cat Balou, desde Wyatt Earp hasta A Sangre Fría. Eso sí, nada de deconstrucción, edificación de cánones o análisis formales impenetrables, el libro de Fielder se lee como una guía de viajes imaginarios; es una travesía al Daimon del oeste fundador en un momento en el que dicha fuerza demónica parecía manifestarse nuevamente a través de la contracultura de los años sesentas. 

Parte de una trilogía (junto con Amor y Muerte en la Novela Estadunidense y Esperando el Fin), el libro de Fielder es asimismo un ejemplo de antropología literaria en el mejor sentido, cercano a otros clásicos como La Radiografía de la Pampa, del argentino Ezequiel Martinez Estrada y la obra sobre los pasajes de Walter Benjamin (aunque pienso también en La Poética del Espacio de Gaston Bachelard y en Orientalismo y Cultura e Imperialismo de Edward Said).

 

x-jane-fonda-cat-ballou-group.jpg

 

Para Fielder la geografía de los Estados Unidos es mitológica. Desde los primeros tiempos, los escritores americanos han tendido a definir su propio país topológicamente, es decir, en los términos de los cuatro puntos cardinales. Correspondientemente, ha habido cuatro clases de libros norteamericanos: norteños, sureños, orientales y occidentales (Westerns). Según la topología de Fielder, la literatura norteña tiende a ser gris, de tono menor, doméstica (un hogar aislado en un ambiente hostil: la Nueva Inglaterra mitificada. Su modelo serían novelas como La carta Escarlata, de Nathaniel Hawthorne y Ethan Frome, de Edith Wharton. Aunque la literatura norteña se expresa mejor en obras como Walden, de Henry David Thoreau. La novela sureña ha retado siempre la distinción entre arte alto y arte pop. En contraposición a la norteña, no evita, sino busca el melodrama. Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell, sería su forma arquetípica. Por su parte, lla novela oriental, trata del regreso del americano al Viejo Mundo (solo entonces sabe a ciencia cierta que es un americano). Sus personajes desean regresar al edén perdido, pero sin pagar el precio del pecado original. Novelas de Henry James, como Retrato de una Dama o Los embajadores, serían su mejor expresión. Finalmente, la presencia del indio es lo que define al mitológico Oeste. El corazón del Western, afirma Fielder, no es la confrontación con el paisaje extraño,  sino el encuentro con el indio, ese absoluto extraño para quien nuestro Nuevo Mundo es un viejo hogar. No siendo nieto de Noé, escapa completamente a las mitologías que trajo el hombre blanco de Europa: exige una nueva y propia. El relato Western en su forma arquetípica es una ficción que trata de la confrontación en el medio salvaje del hombre blanco (WASP) transplantado y otro radicalmente extraño, un indio encargado de conducir la metamorfosis del WASP.

Los cuatro mitos básicos del género Western  son: el Mito del Amor en los Bosques, o la historia de Pocahontas; el mito de la Mujer Blanca con un Hacha Guerrera, como en aquellas crónicas de cautividad india popularizadas por James Fenimore Cooper; el mito de los Buenos Compañeros en la Soledad Salvaje, identificado por la mayoría de los estadunidenses como el encuentro de Natty Bumppo y Chingachgook, en el relato de Fenimore Cooper; y  el mito del Varón Fugitivo, que recibió su forma arquetípica en Rip Van Winkle, de Washington Irving. Todo el material Western gira en torno a esta mitología, aunque se podrían encontrar subgéneros en cada mito, así como híbridos de los mismos. Por ejemplo, la historia de Pocahontas se refiere al encuentro entre la mujer roja y el hombre blanco, la de Hannah Duston, al conflicto de la mujer blanca con el hombre rojo. En América irse al oeste significa dejar el dominio de la mujer, y el Western es una fábula sobre esta fuga, la cual termina conectándose con la leyenda de la muchacha india redentora.

A Leslie Fielder le gustaba, como a mi, la película Cat Balou, de 1965, que narra la historia de una mujer blanca fugitiva de la ley, cuya suerte va siendo contada por dos cantantes populares. Para Fielder, todo el nuevo Western estaba allí: la mujer blanca con un hacha guerrera, el mito de los buenos compañeros y el mito de la mujer fugitiva. Un capítulo de El americano en vías de extinción se titula precisamente de Gary Cooper a Lee Marvin, y hace referencia a la reencarnación del Western en el cine norteamericano y su prodigiosa expansión como género. 

 

p.d:  mañana hago un comentario de la biografía: Too Good to Be True: The Life and Work of Leslie Fiedler, de Mark Royden Winchell.     

    

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo

  • : ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • : ≈FRAGMENTOS DE UNA HISTORIA DEL SIGLO XX≈
  • Contacto

Recherche

dr. Fritz Kahn

nahuali - View my 'dr. Frtiz Kahn' set on Flickriver

Archivos

arqueología del saber

may4 leer

 

 jinete.jpg  leer

 

 

fordi.jpg lieer

 

 weimar1p-copia-2.jpg lieer

 

LONDON-1914.jpg leer

 

arte900.jpg  leer