Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
27 agosto 2012 1 27 /08 /agosto /2012 18:21

georges_perec.jpg

 

Memoria del olvido

De todos los cultores de Oulipo, acaso el más importante haya sido Georges Perec (1936-1982). Hijo de judíos polacos emigrados a Francia, a los cinco años Perec ya era un huérfano de guerra. Icek Judko Perec, su padre, enrolado voluntariamente en el XII Regimiento Extranjero de Infantería (REI), murió combatiendo a los alemanes el 16 de junio de 1940, seis días antes de que Francia firmara la capitulación. Cyrla Szulewicz, su madre, consiguió que, en el otoño de 1941, su hijo fuera transportado por uno de los últimos convoyes de la Cruz Roja a Villard-de-Lans, un cantón cercano a Grenoble, en el departamento de Isère, en la región de Rhône-Alpes, por entonces libre de las leyes de Vichy. Allí fue recibido por David Bienenfeld y Esther Perec (hermana de Icek), quienes tenían dos hijas: Bianca y Ela. Por su parte, fracasados los varios intentos de abandonar París para reunirse con su hijo, Cyrla fue arrestada por la policía francesa el 23 de enero de 1943 y deportada a Auschwitz el 11 de febrero de ese año. Allí termina su rastro, aunque todo hace suponer que acabó en la cámara de gas.

 

Según anota David Bellos, principal biógrafo de Perec y traductor de sus obras al inglés, los Bienenfeld inscribieron a Georges –familiarmente Jojo– en el colegio Turenne, un internado católico de varones. Pese a la relativa seguridad que les ofrecía vivir en el sudeste de Francia, los Bienenfeld debieron prevenirlo sobre la necesidad de ocultar su verdadera identidad. “Sin embargo, con un niño –señala Bellos–, y para no hacer correr riesgos al colegio, hubo que tomar ciertas precauciones. (…) Antes de la partida de Jojo para el colegio Turenne, alguien –tal vez su tío– tuvo que encontrar las palabras para hacerle comprender lo que, bajo ningún pretexto, jamás debía revelar. Georges Perec no se acuerda de ello, porque el único medio del que disponía para obedecer esa orden terminante fue… el olvido. La orden terminante, de la que desconocemos la forma, debió haber tenido la fuerza de un mandamiento: “hay que olvidar”. Bellos entonces se pregunta: “¿Cómo decirle de otro modo a un niño que es peligroso para él dejar escapar (incluso a través de simple fruncimiento de cejas, una mirada) que entiende el yidish, que conoce el alfabeto hebreo, que su padre se llamaba Izie, que vivía en Belleville, que su familia viene de Polonia, que su abuela vende pepinos en vinagre, arenques en salmuera y halvá, que su abuelo nunca está en casa los sábados, que la mayoría de sus compañeros son judíos –en síntesis, que él también es judío? Seguramente se le exigirá que borre todos los recuerdos de su pasado, se le dirá que para él comienza una vida nueva, que el apellido es bretón, que él es francés, y que nunca, absolutamente nunca debe pensar en lo que quedó atrás. Ese fue entonces un acto de olvido de una necesidad vital, pero también fue una traición interior”.

Así planteadas las cosas, la recuperación de la memoria que la historia le obligó a perder sería en Perec una suerte de expiación y su monumental esfuerzo autobiográfico, la penitencia que él mismo se impuso. Sin embargo, es posible que haya algo más, ya que sus esfuerzos no se limitaron a la recuperación de la memoria de sus padres y de su niñez. De hecho, hay una búsqueda que va mucho más allá y que, sin dudas, lo excede.

 

Palabras cruzadas

Después de la guerra, Perec se trasladó con sus tíos a París, al distrito XVI, hasta hoy uno de los más ricos de la capital. Allí estudió en el liceo Claude-Bernard y después, nuevamente como interno, en colegio Geoffroy-Saint-Hilaire d’Étampes, comuna situada a 48 km al sudoeste de París. En 1954, ya en la universidad, comenzó unos vagos estudios de historia que abandonó dos años después. Para entonces, trabajaba de lo que pudiera: bibliotecario, archivista, secretario y, sobre todo, articulista para las más diversas publicaciones que podamos imaginar. Entre 1958 y 1959, cumplió con su servicio militar en el XVIII Regimiento de Paracaidistas, ubicado en Idron, localidad cercana a Pau, en el sudoeste de Francia. En 1960 se casó en primeras nupcias con Paulette Pétras para poder instalarse en Sfax, a 270 km de la capital de Túnez, donde ella había conseguido trabajo como docente. Entre 1961 y 1978, año de su consagración total con La vie mode d’emploi (La vida: instrucciones de uso), vivió de un modesto salario como archivista en el Laboratoire Associe 38 del CNRS, dedicado a la investigación médica. Sus ingresos se completaban escribiendo crucigramas para varios medios y con eventuales artículos. En 1976 se enamoró de la cineasta Catherine Binet, quien lo acompañó durante los últimos seis años de su vida. En febrero de 1982, Perec se enteró de que tenía un cáncer de pulmón y que éste ya no era operable porque había hecho metástasis. Murió el 3 de marzo de ese año. 

       JORGE FONDEBRIDER

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
27 agosto 2012 1 27 /08 /agosto /2012 04:21

roman-loranc_.jpg

 

 

A mis amigos exigentes

 

Si os digo que el sol en el bosque

Es como un vientre que se entrega en un lecho

Me creéis aprobáis todos mis deseos

 

Si os digo que el cristal de un día de lluvia

Suena siempre en la pereza del amor

Me creéis alargáis el tiempo de amar

 

Si os digo que en las ramas de mi lecho

Anida un pájaro que nunca dice sí

Me creéis compartís mi inquietud

 

Si os digo que en el golfo de una fuente

Gira la llave de un río que entreabre el verdor

Me creéis aún más me comprendéis

 

Pero si canto sin rodeos mi calle entera

Y mi país entero como una calle sin fin

No me creéis y os marcháis al desierto

 

Porque andáis a la ventura sin saber que los hombres

Necesitan estar unidos esperar luchar

Para explicar el mundo y transformarlo

 

Os arrastraré con un solo paso de mi corazón

Estoy sin fuerzas he vivido vivo todavía

Pero me sorprende hablar para arrobaros

 

Cuando desearía liberaros para confundiros

Tanto con el alga y el junco de la aurora

Como con nuestros hermanos que construyen la luz.

 

versión: Agustí Bartra

imagen: Roman Loranc 

 

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
27 agosto 2012 1 27 /08 /agosto /2012 00:57

217980_443139702374698_1463020013_n.jpg

 

Se propaga en la red, en un primer momento, una imagen de Frida en la que aparece sosteniendo un revolver, pero sola no acompañada por Vladimir Mayakovsky. Dicha foto, al parecer es una composición con fotoshop, el revolver no exite en la foto original. Pero el proceso de fraude es doble porque en la foto original tampoco aparece el poeta ruso acompañando a la pintora mexicana. Esto ocurrió en un segundo momento en la red. Así pues, lo que podía haber sido cierto, pues Frida y Vladimir si se se conocieron en la vida real, resultó una mera invención de la imaginación colectiva, como un mal chiste. 

 

 

                       frida-kahlo-gun-v3.jpg

 

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
26 agosto 2012 7 26 /08 /agosto /2012 05:04
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
25 agosto 2012 6 25 /08 /agosto /2012 22:13

69364main_armstrong_suit_full-copia-1.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
25 agosto 2012 6 25 /08 /agosto /2012 19:11

1958_De_Soto_Fireflite.jpg

 

            1958_DeSoto_steering_wheel_dash.jpg

 

                         1958_De_Soto_Fireflite_fins.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
25 agosto 2012 6 25 /08 /agosto /2012 03:07
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
25 agosto 2012 6 25 /08 /agosto /2012 02:53
Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
25 agosto 2012 6 25 /08 /agosto /2012 02:29

rex_324559at.jpg

 

                                        Denis Cameron

 

Huynh-Cong-Ut--3.jpg

 

                                       Huynh Cong Ut

 

Horst-Faas-copia-1.jpg

 

                                      Horst Fass

 

               burrows-1.jpg

 

                                Larry Burrows

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
24 agosto 2012 5 24 /08 /agosto /2012 20:26

--SS-a-wilfred-burchett 20110921192042260220-420x0

 

La guerra de Vietnam fue asimismo una guerra mediática, quizás la última a la que se permitió el acceso indiscriminado de corresponsales de guerra y medios masivos de información. Los libros magistrales de Frances FitzGerald y Douglas Pike son ejemplo paradigmático de un periodismo al servicio de causas considerabas justas; en el caso de El lago en LLamas, la causa era la paz, en el de Viet Cong, la victoria americana. Como ellos otros reporteros acreditados en Vietnam defendían una causa o al menos una razón periodística. El caso de Wilfried Burchett fue quizás el más destacado, pero podemos mencionar a Gloria Emerson y su firme defensa tanto del pueblo de Vietnam del sur como de los veteranos de guerra. Emerson además fue célebre por su encendida polémica con John Lennon acerca de la guerra en Vietnam. Así pues, el radicalismo no dejó de acompañar a los periodistas y corresponsales de guerra. Sus polémicas nutren igualmente el discurso crítico del Siglo XX.  

 

cameron_avedon_i.jpg

 

Wilfried Burchett será recordado como el primer periodista que pudo acceder a la ciudad de Hiroshima y filmar lo que ahí había ocurrido link . Un documental que narra su vida, Public Enemy, Number One (David Bradbury, 1981), recuerda que Burchett se volvió incómodo al poder desde antes de 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, y, por lo mismo, era fuente constante de escándalos y abucheos en público, además de demandas y juicios millonarios, que resultaron nada cómodos para un periodista que pretendía decir la verdad a una sociedad sorda y fanática. Su presencia en Vietnam fue igualmente incómoda. Fue el primer periodista que dio a conocer el uso indiscriminado de napalm sobre la población inerme. Burchett puso sus crónicas y reportajes al servicio de la causa vietnamita, publicó cinco volúmenes a lo largo de ocho años de constantes visitas al campo comunista, de los cuales Saltamontes contra Elefantes (la derrota norteamericana en Vietnam) resultó ser el que mayor escozor generó entre la casta militar. Ya antes este periodista australiano había sido presa de los medios conservadores de su país por entrevistar a Ho Chi Minh y publicar una serie de reportajes sobre su estancia en Vietnam del norte: Habla Vietnam del Norte. Burchett fue, por cierto, considerado por aquel gobierno como un "solado camarada", un título que compartía solo con Lenin, Mao y Ho Chi Minh. Estamos, pues, ante una figura pública de primer nivel que no podía pasar desapercibida para el poder. Su enorme influencia en el medio comunista y sus contactos con los líderes de esos países le permitía tener acceso a lugares y situaciones negados a otros corresponsales. Semejante influencia le trajo también enormes envidias. La última polémica sobre su persona ocurrió en 2008, cuando un artículo publicado por Robert Manne en el Monthly: Agente de influencia: reasignando a Wilfred Burchett, desató una agria controversia en el mundo periodístico de Australia. ¿Fue Burchett traidor por apoyar la causa comunista? ¿Estamos ante otro caso como el de Ezra Pound, después de su captura en Italia? Después de dos décadas de investigación, señala Manne, no se pudo encontrar evidencia de traición por parte de Burchett, ni de que éste haya sido espía comunista. Con todo, Wilfred Burchett seguirá siendo uno de los periodistas más polémicos e influyentes del siglo XX. link

VIETNAM_Larry2b.jpg

 

imágenes: en la primera imagen vemos a Wilfried Burchett en entrevista con Ho Chi Minh, en Hanoi, 1964. en la segunda imagen, vemos a Gloria Emerson acompañada de David Cameron, fotógrafo de guerra en Vietnam y un intérprete vietnamita. En la tercera imagen el fotógrafo de Life, Larry Burrows, posa junto a miembros de las fuerzas especiales en Vietnam, noviembre, 1964.

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo

  • : ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • : ≈FRAGMENTOS DE UNA HISTORIA DEL SIGLO XX≈
  • Contacto

Recherche

dr. Fritz Kahn

nahuali - View my 'dr. Frtiz Kahn' set on Flickriver

Archivos

arqueología del saber

may4 leer

 

 jinete.jpg  leer

 

 

fordi.jpg lieer

 

 weimar1p-copia-2.jpg lieer

 

LONDON-1914.jpg leer

 

arte900.jpg  leer