Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
20 octubre 2012 6 20 /10 /octubre /2012 21:45

69130_4907036082131_1724364971_n.jpg

 

Cuando el deseo de alegría con sus dientes de rosa 
escarba los azufres caídos durante muchos meses
y su red natural, sus cabellos sonando

a mis habitaciones extinguidas con ronco paso llegan,
allí la rosa de alambre maldito
golpea con arañas las paredes
y el vidrio roto hostiliza la sangre,
y las uñas del cielo se acumulan,
de tal modo que no se puede salir, que no se puede dirigir
un asunto estimable,
es tanta la niebla, la vaga niebla cagada por los pájaros,
es tanto el humo convertido en vinagre
y el agrio aire que horada las escalas:
en ese instante en que el día se cae con las plumas deshechas,
no hay sino llanto, nada más que llanto,
porque sólo sufrir, solamente sufrir,
y nada más que llanto.

El mar se ha puesto a golpear por años una pata de pájaro, 
y la sal golpea y la espuma devora, 
las raíces de un árbol sujetan una mano de niña, 
las raíces de un árbol más grande que una mano de niña,
más grande que una mano del cielo, 
y todo el año trabajan, cada día de luna 
sube sangre de niña hacia las hojas manchadas por la luna, 
y hay un planeta de terribles dientes 
envenenando el agua en que caen los niños,
cuando es de noche, y no hay sino la muerte, 
solamente la muerte, y nada más que el llanto.

Como un grano de trigo en el silencio, pero 
a quién pedir piedad por un grano de trigo? 
Ved cómo están las cosas: tantos trenes, 
tantos hospitales con rodillas quebradas, 
tantas tiendas con gentes moribundas:
entonces, cómo?, cuándo?, 
a quién pedir por unos ojos del color de un mes frío, 
y por un corazón del tamaño del trigo que vacila? 
No hay sino ruedas y consideraciones, 
alimentos progresivamente distribuidos, 
líneas de estrellas, copas
en donde nada cae, sino sólo la noche, 
nada más que la muerte.

Hay que sostener los pasos rotos. 
Cruzar entre tejados y tristezas mientras arde 
una cosa quemada con llamas de humedad, 
una cosa entre trapos tristes como la lluvia, 
algo que arde y solloza, 
un síntoma, un silencio.
Entre abandonadas conversaciones y objetos respirados, 
entre las flores vacías que el destino corona y abandona, 
hay un río que cae en una herida, 
hay el océano golpeando una sombra de flecha quebrantada, 
hay todo el cielo agujereando un beso.

Ayudadme, hojas que mi corazón ha adorado en silencio, 
ásperas travesías, inviernos del sur, cabelleras
de mujeres mojadas en mi sudor terrestre,
luna del sur del cielo deshojado, 
venid a mí con un día sin dolor, 
con un minuto en que pueda reconocer mis venas. 
Estoy cansado de una gota, 
estoy herido en solamente un pétalo, 
y por un agujero de alfiler sube un río de sangre sin consuelo, 
y me ahogo en las aguas del rocío que se pudre en la sombra, 
y por una sonrisa que no crece, por una boca dulce,
por unos dedos que el rosal quisiera 
escribo este poema que sólo es un lamento, 
solamente un lamento.


imagen: lápida de la hija de Pablo Neruda, Elva Marina Reyes, en la ciudad de Gouda, Holanda.

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 octubre 2012 5 19 /10 /octubre /2012 19:24

El paso de la imitación al juego es visto por Piaget como simple asimilación funcional o reproductiva (asimilación de las cosas al yo): "Si el acto de la inteligencia desemboca en un equilibrio entre la asimilación y la acomodación, en tanto que la imitación prolonga a esta última por sí misma, se puede decir que el juego es esencialmente asimilación que prima sobre la acomodación". Pero con la interiorización de los esquemas, el juego prolonga la imitación y se diferencia cada vez más de las conductas de adaptación propiamente dichas. Finalmente, con la socialización del niño el juego adquiere reglas o adapta la imaginación simbólica a los requerimientos de la realidad, bajo las construcciones aun espontáneas, pero que imitan lo real. Aquí el símbolo de asimilación cede paso al símbolo representativo. El juego permite disociar los diversos tipos de símbolos hasta converger con el signo conceptual sin confundirse con él. En síntesis, para Piaget la inteligencia, la imitación y las conductas lúdicas son exclusivamente sensoriomotoras, la imitación prolonga la acomodación, el juego prolonga la asimilación y la inteligencia las reúne a todas sin interferencias, complicando esta relación simple.

A partir del segundo estadio el juego parece formar ya parte de las conductas adaptativas. Toda una serie de movimientos de cabeza y gestos de sonrisa son ya lúdicos y adaptativos al mismo tiempo. El niño mira por mirar, manipula por manipular, balancea manos y brazos, y en el estadio siguiente moverá los objetos a su alrededor, sacudirá sus juguetes con el mismo sentido. Pero, ¿cómo explicar, en el caso del símbolo lúdico, el paso de lo sensorio-motor a lo representativo? Para Piaget, la imitación -cuyos progresos son debidos a la inteligencia- refuerza a la asimilación lúdica, es decir, esta última es apoyada por la imitación misma, que le aporta los elementos representativos necesarios para la constitución del juego simbólico propiamente dicho. Gracias a la imitación de sí mismo (gestos del sueño y de la comida) el bebé logra crear un simbolismo lúdico y con él logra someter los objetos a las fantasías menos objetivas, sin las cuales no habría representación de los objetos ausentes ni la consecuente "ficción" o sentimiento del "como si". "De una manera general, se encuentra en todo símbolo lúdico esta unión sui generis de una similación deformante, principio del juego mismo y de una especie de imitación representativa; la primera aporta las significaciones o esquemas 'significados'  y la segunda constituye el significante como tal del símbolo".

 

imagen: Lasjos Kozak

lasos-Kozak.jpeg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 octubre 2012 5 19 /10 /octubre /2012 19:05

6a00d83451642b69e200e5534ca7878833.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 octubre 2012 5 19 /10 /octubre /2012 19:02

NYC104831.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 octubre 2012 5 19 /10 /octubre /2012 18:58

IanBerry.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 octubre 2012 5 19 /10 /octubre /2012 18:50

image-7.aspx-copia-1.jpeg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 octubre 2012 5 19 /10 /octubre /2012 18:45

mary_ellen_mark_rat_and_mike_with_a_gun_seattle_wa-copia-1.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
19 octubre 2012 5 19 /10 /octubre /2012 18:40

peter-doyle5.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
18 octubre 2012 4 18 /10 /octubre /2012 19:40

artwork_images_423818373_503855_ben-shahn.jpg

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo
16 octubre 2012 2 16 /10 /octubre /2012 17:37

Noel-Mailloux--Montreal---Edward-A.-Bott--Toront-copia-1.jpg

 

Para Piaget, solo por necesidades de análisis puede permitirse la distinción entre funciones motrices y funciones perceptivas. La percepción se halla, desde su inicio, influida por el movimiento, como el movimiento lo esta por la percepción. Es lo que Piaget había expresado anteriormente al hablar de los "esquemas" senso-motores, con el objeto de describir la asimilación a la vez perceptiva y motriz que caracteriza la conducta del lactante. Desde que sobrepasa el nivel de las zonas puramente hereditarias que son los reflejos, el lactante adquiere hábitos en función de la experiencia. Ya en su Nacimiento de la Inteligencia, Piaget buscaba un esquema explicativo que le sirviera para apreciar la continuidad que enlaza los hábitos más elementales con la inteligencia más evolucionada. Por ello, siguiendo a Claparéde,  distingue dos formas de inteligencia: una práctica (o "empírica") y otra reflexiva (o "sistemática"). En la primera la cuestión se presenta con el caracter de una simple necesidad, la hipótesis, de un tanteo senso-motor, y la verificación, de una pura sucesión de fracasos y éxitos. Es en la segunda forma, señala Piaget, donde la necesidad se refleja como problema, donde el tanteo se interioriza en búsquedas de hipótesis y donde la verificación anticipa la sanción de la experiencia por medio de una "conciencia de las relaciones", suficiente para desechar las hipótesis falsas y retener las buenas. Hay pues una notable continuidad funcional que vincula las estructuras sucesivas construidas por el niño, desde la formación de los hábitos elementales hasta los actos de invenciones espontáneas y repentinos que caracterizan las formas meas elementales de la inteligencia senso-motriz. El parentesco entre el hábito y la inteligencia resulta así manifiesto, ya que los dos proceden, aunque en distintos niveles, de la asimilación senso-motriz. 

En La Formación del Símbolo en el Niño, tercera parte de la trilogía antes mencionada, Piaget explicaba la génesis de la imitación y el juego en el mismo marco conceptual que los comprende como una manifestación de la inteligencia. El niño aprende a imitar, señala Piaget, y esta adquisición  plantea todos los problemas relativos a la construcción sensorio-motora y mental. La inteligencia sensorio-motora aparece como el desarrollo de una actividad asimiladora que tiende a incorporar los objetos exteriores a sus esquemas, acomodando éstos a aquéllos. En la medida en que se busca un equilibrio estable entre la asimilación y la acomodación, se puede hablar propiamente de adaptación inteligente. Pero, ¿en qué momento del desarrollo comienza la imitación? En el primer estadio se da una preparación refleja. No se puede hablar de imitación sino simplemente de desencadenamiento reflejo por un excitante externo. En el siguiente estadio, los esquemas reflejos comienzan a asimilar ciertos elementos exteriores y a ampliarse en función de una experiencia adquirida. Surge la imitación esporádica (como la introducción del pulgar en la boca). En cuanto a la imitación vocal naciente, Piaget afirma que la voz del otro excita la voz del niño, así se trate de llanto o de otros sonidos. El contagio es casi automático, dada sin duda la emoción  concomitante al gesto vocal. En el tercer estadio (a partir de la coordinación de la visión, la audicion y la prehensión) comienza la imitación sistemática de los sonidos pertenecientes a la fonación del niño y de los movimientos ejecutados por el adulto de manera visible para él.  En los siguientes dos estadios se da la imitación de los movimientos no visibles sobre el propio cuerpo. Aparece además una elaboración rápida de relaciones diferenciadas entre las cosas por oposición a las relaciones globales propias de las simples reacciones anteriores. Es hasta el sexto estadio que comienza la imitación representativa . El titubeo se interioriza y aparecen formas de imitación diferidas, es decir, que la primera reproducción del modelo ya no se hace en la presencia necesaria de éste. La imitación se independiza de la acción actual y el niño se hace capaz de imitar interiormente una serie de modelos dados como imágenes por esquemas de actos. Con ello, afirma Piaget, la imitación alcanza los comienzos del nivel de la representación. Continuará.

 

imagen: Jean Piaget, extrema derecha, acompañado por los psicólogos Noël Mailloux, Edward A. Bott, Herbert Langfeld y Henri Piéron en el 14 Congreso Internacional de Psicología, 1954.

Repost 0
Published by Carlos de Landa
Comenta este artículo

  • : ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • : ≈FRAGMENTOS DE UNA HISTORIA DEL SIGLO XX≈
  • Contacto

Recherche

dr. Fritz Kahn

nahuali - View my 'dr. Frtiz Kahn' set on Flickriver

Archivos

arqueología del saber

may4 leer

 

 jinete.jpg  leer

 

 

fordi.jpg lieer

 

 weimar1p-copia-2.jpg lieer

 

LONDON-1914.jpg leer

 

arte900.jpg  leer