Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 enero 2011 6 15 /01 /enero /2011 19:33

GERliebk2La labor de quien se interesa por la historia de documentos fílmicos y fotográficos cuenta hoy con la exraordinaria herramienta de sitios como You tube, Ubu o Vimeo. Por primera vez, podemos revisar cientos de materiales sin necesidad de ir a archivos especializados. Esta posibilidad me ha permitido analizar las obras de cineastas como Vertov, de músicos como Hans Eisler y de dramaturgos como Peter Brook. Es cierto que aún hacen falta muchos films y documentos fílimicos, y también es cierto que muchas películas solamente se encuentran disponibles temporalmente, pero creo que el acceso a la cultura visual de los siglo XIX y XX es cada vez mayor, no tanto por la labor de las instituciones académicas, responsables muchas de ellas de los obstáculos a dicho libre acceso, como de los investigadores independientes que empiezan a proliferar en el espacio virtual.

El día de ayer fue de completa inmersión en la fracasada revolución europea en la Alemania de 1919. Vi películas y documentales sobre Rosa Luxemburgo, Karl Liebknecht, la Liga espartaco y demás. Experiencia única, si pensamos que hoy podemos recrear virtualmente hasta en sus más mínimos detalles los escenarios donde ocurrieron los acontecimientos. Vivir con Rosa Luxemburgo su asesinato a manos de soldados protofascistas, y, quizá lo más importante, cotejar esa experiencia visual imaginaria con documentos bibliográficos reales de aquel derrumbe, me dejó literalmente helado. Berlín era ya entonces un centro cultural de primer orden, y muchos artistas e intelectuales se vieron involucrados en tales acontecimientos. Ahí estaban Moholy-Nagy, los hermanos Heartfield, Walter Benjamin, Kathe Kollwitz, Erwin Piscator, Max Ernst (con toda la página berlinesa de Dada) y muchos más. El interés por dicho acontecimiento es doble. En primer lugar, el éxito de la revolución representaba la primera oportunidad de repetir la experiencia rusa en Europa ocicdental, y con ello la posibilidad de que la revolución socialista internacional se pensara en términos europeos. En segundo lugar, el fracaso alemán representó el mejor ambiente para que se desarrollaran las ideas del nacionalsocialismo y con ello el aceleramiento de la descomposición de la llamada república de Weimar. Ambos factores orientaron las discusiones sobre la función del arte en la revolución, en un primer momento, y posteriormente como un arma ideológica contra el fascismo. Ha sido Martin Jay quien ha destacado el hecho de que las más importantes discusiones y estudios sobre arte y literatura del momento (desde el estudio sobre la novela histórica de Lukács, pasando por el teatro épico de Piscator y Brecht hasta el proyecto de composición del Doctor Fausto de Thomas Mann, conocido como Novela de una novela) fuesen una respuesta al avance nacionalsocialista en Alemania. Pero lo más importante es que estas obras han definido los términos de la discusión cultural del siglo XX (y lo que va del presente) y con ello se ha terminado por extrapolar el caso alemán a circunstancias muy distintas, como la de los Estados Unidos en la posguerra (particularmente, los estudios sobre la sociedad autoritaria de Adorno, Horkheimer y Marcuse). La estética moderna (Lukács, Benjamin, Adorno, Della volpe, Fischer, e incluso la estética de la creación verbal de Bajtin) fue, en términos generales, edificada como una máquina de guerra antifascista. 

imagen: funeral de Karl Liebknecht, grabado de Kathe Kollwit

Compartir este post

Repost 0
Published by El conde Carlovski
Comenta este artículo

Comentarios

luxury properties valencia 02/23/2012 17:44

precioso grabado

  • : ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • ENCUENTROS EN EL SUBSUELO
  • : ≈FRAGMENTOS DE UNA HISTORIA DEL SIGLO XX≈
  • Contacto

Recherche

dr. Fritz Kahn

nahuali - View my 'dr. Frtiz Kahn' set on Flickriver

Archivos

arqueología del saber

may4 leer

 

 jinete.jpg  leer

 

 

fordi.jpg lieer

 

 weimar1p-copia-2.jpg lieer

 

LONDON-1914.jpg leer

 

arte900.jpg  leer